esta vez te asusto yo

Este es el año del susto. De conocer a los monstruos. De desarmarlos. De ponerles nombres. De vestirlos. Invitarlos a un trago y luego dejarlos salir por la puerta principal.

2

Este año es de creer apasionadamente en la vida, y no en los miedos. Ni en los dolores de cabezas. Ni en lo que no pudo ser, ni en lo que pudiera pasar. Este año es para dejar de creer en los problemas y las tristezas como si fueran una religión.

Este es el año que aprenderás a tolerar que cada quien vive como quiere. Pero vos y el miedo, no van. Aquí no estamos para convencer. Aquí estamos para inspirar, amar, y celebrar a los que se dejan llevar por la adrenalina de la vida y no por el veneno del miedo. Así es que soltate vos primero. Y verás como caen.

Este 2017 es de creer apasionadamente en vos mismo, no en los demás. Y con todo el coraje que te vas a tener que inventar, te vas a atrever a conocerte…y aun más imposible, te vas a querer a pesar de lo que llegues a encontrar. Y así, solo así, es que vas a llegar conocer la verdadera paz. De estar bien con uno mismo. De quererse. De saber cuándo alcanzar y cuándo descansar. Si los demás no te entienden, allá ellos. Aquí no estamos para convencer. No hay ni tiempo ni ganas.

Este año vas a admitir que a veces quien falla sos vos, y no las personas a tu alrededor. Cambiando lo de adentro, uno se da cuenta que lo de afuera–ni la gente ni las situaciones–lleva tanto peso. Admitir que a veces fallas en tu palabra. Admitir que no sos agradecido. Y en vez de tener miedo, en vez de ser orgulloso, en vez de pelear cada detalle, vas a trabajarlo y pasará lo imposible… soltarás el breque. Porque cuando no hay miedo, las personas y los caminos florecen.

Este año vas a admitir cuando este caos se siente casi perfecto. A tiempo. Alineado. Con propósito, ritmo, y un swing tropical que nunca tenías que haber dudado. Cuando te late fuerte el corazón y todo se vuelve claro. Quizás no es perfecta la vida, pero a veces, llega a estar cerca. Y en ese momento, todo hace sentido y hasta los malos ratos llegan a contribuir al sabor.

Este año es el año que recibirás los momentos difíciles con una risa mientras pensás: “esto se está poniendo bueno!” Y sorprenderás a la gente. Pero más que a ellos, te sorprenderás a vos mismo dándote cuenta que los momentos malos no son tan malos si no crees en ellos, si no dejas que te afecten, si les dejas de dar un lugar primordial en tu vida.

15267771_10209799013465868_6647558993983901449_n

Este año es de echar todo, todito el corazón hacia el cielo. Hacia todo lo que Dios manda. De arrodillarte. De pedir perdón, no solo para arriba, pero a tus lados también. De buscar la paz en vez del control. De buscar una verdad constante en vez de verdades relativas. Vas a reconocer cuando, como y quien te hace increíblemente y genuinamente feliz. Pero feliz de verdad. Sin goma de cuerpo ni de corazón. Y ese será tu primer punto para tu plan de vida. Un nuevo plan–sin miedo ni goma.

Este año es dejar de pensar que somos completos con las distracciones, los juegos, las mentiras. Este año vas a crecer de corazón. Y vamos a darle cancha a esa mente que no has podido disfrutar.

Este año es dejar de tener miedo al agua. Vas a confiar en tus habilidades. Vas a confiar en la vida. En el mar. Y por último, vas a confiar que los delfines te llegarán a salvar.

Este año es el año que arreglas tu termómetro interno. Ya no decide el miedo. Aquí el miedo ya no tiene palabra. Ahora, la palabra la tenes vos. Y aunque nunca has querido aceptarlo, te llegó el año. Te llegó el día. Vamos, que este año se dejó venir por vos.

Este es el año, tu año, que vas a dejar tenerle miedo a todo lo se supone que falta. Vas a soltar todo lo que pensas que no pudiste ser, explicar, y anticipar. Se fue. Se borró. ¿De qué hablas?img_3079

Este año es el año de creer apasionadamente que todo pasa por algo, que lo mejor está por venir, y que lo que no ha llegado, no ha llegado por algo.

Este es el año de voltearsele a la vida. Este año vas a dejar de ser tan fiel al temor, después de tanto maltrato. Este es el año de todo lo que está al otro lado del miedo, el pasado, y la conclusiones ridículas que hacemos sobre quienes somos y qué podemos esperar de la vida.

Y aunque muchos no entenderán, y tendrán mucho que decir, no importa. Esos son los mismos que se quedan atrás. Que se le pasan los años. Que se les pasa el corazón. Que tienen mucho que decir pero poco que inspirar. Y el gran reto de la vida es no dejarse llevar por ellos.

547769_10101695100856228_98411625_nEste es el año que aprenderás a vivir. Y con eso, descubrirás que hasta los monstruos se asustan. Y verás cómo lentamente, una mente positiva y un corazón limpio te convertirán en el tipo de persona que cuando cae la noche y comienzan los ruidos, levanta la falda, se mete debajo de la cama y le dice a sus monstruos: “noooooo, esta vez te asusto yo!”

 

Como dicen, solo se vive una vez y dudo mucho que esa una y única vez se haga bien con un bulto de miedos encima. Así es que arrancá, que esto está por comenzar, y aquí, como saben—ni a las más guapas, ni a los más simpáticos se les espera.

Dedicado a los que asustan a los monstruos. 8

About Antonella Saravia

Antonella is a New York based writer from Nicaragua.